El Rev. Jerry Kulah presenta su posición sobre el Plan Tradicional Modificado durante un desayuno invitado por Good News, 23 de febrero 2019. Foto de Steve Beard, Good News. Imagen tomada de: https://www.umnews.org/en/news/good-news-gc2019-breakfast-draws-big-crowd

Por Colin Smothers*

Comenzando el sábado, cerca de mil delegados de la Iglesia Metodista Unida se reunieron en St. Louis para debatir el asunto de si acaso la Iglesia Metodista Unida (United Methodist Church – UMC) debería revisar la doctrina y práctica de la iglesia respecto al matrimonio homosexual y el clero LGBT. Ellos considerarán varias propuestas, incluyendo una favorecida por los obispos de los Estados Unidos llamada “Plan Una Iglesia” (One Church Plan), que redefine drásticamente el matrimonio para incluir uniones del mismo sexo y permitir clero LGBT, y que intenta cortar las excepciones para el clero y el laicado conservador que está en desacuerdo con un cambio radical como ese en relación a la tradición de la iglesia. Para más información sobre One Church Plan, ver este post previo.

El primer día de la conferencia, los metodistas unidos escucharon un discurso directo y convencido contra las reformas liberales propuestas, por Dr. Jerry P. Kulah, un delegado africano que es profesor en la Universidad Metodista Unida de Liberia. Se puede leer su discurso entero aquí.

Uno de los temas del discurso del Dr. Kulah es el espectro de lo que ha sido llamado “colonialismo ideológico” en el debate contemporáneo en la UMC sobre los temas LGBT. Kulah no podría haber sido más enfático sobre su oposición y la de los delegados africanos frente a un progresismo de mano dura como tal:

“Amigos, por favor escúchenme, nosotros los africanos no estamos asustados de nuestras hermanas y hermanos que se identifican como lesbianas, gay, bisexuales, transgénero o queer. Los amamos y deseamos lo mejor para ellos. Pero no conocemos argumentos convincentes para abandonar la comprensión de las Escrituras que tiene nuestra iglesia y las enseñanzas de la iglesia universal.

Y entonces, escúchenme cuando digo de la manera más amorosa que puedo: nosotros los africanos no somos niños necesitados de la ilustración occidental cuando se trata de la ética sexual de las iglesias. No necesitamos escuchar a un obispo estadounidense progresista darnos clases sobre nuestra necesidad de “crecer”.

Déjenme asegurarles que nosotros, los africanos, con o sin quererlo, hemos tenido que entrar en esta discusión desde hace años. Permanecemos con la iglesia global, no con una élite eclesial culturalmente liberal, en los Estados Unidos” (énfasis del autor).

Si la UMC adopta el Plan Una Iglesia o algo parecido, algunos se han preguntado si la unidad del metodismo global puede ser preservada, Si el cisma ocurre, los metodistas progresistas en los Estados Unidos han sugerido que el metodismo africano no sería capaz de mantenerse por sí mismo sin la ayuda financiera estadounidense. Kulah fue vigoroso en su rechazo a contemplar tal sugerencia:

“Con el debido respeto, una fijación por el dinero parece más un problema americano que africano. Nos las arreglamos con mucho menos que la mayoría de los estadounidenses, sabemos cómo hacerlo. No estoy seguro de que ustedes lo harían. Así que si alguien es tan ingenuo o condescendiente como para pensar que venderíamos nuestra primogenitura por dólares americanos, entonces simplemente no nos conocen.

Estamos seriamente alegres de seguir a Jesucristo y la Palabra Santa de Dios para nosotros en la Biblia. Y, en realidad, pensamos que muchas personas en los Estados Unidos y en partes de Europa podrían aprender mucho de nosotros. Las iglesias del metodismo unido, los pastores y los laicos que están asociadas a nosotros lo reconocen muy bien.

Por favor, entiéndanme cuando digo que la vasta mayoría de los africanos metodistas unidos nunca, nunca cambiarán a Jesús y la verdad de la Biblia por dinero” (énfasis del autor).

Gloria a Dios por el Dr. Kulah y los metodistas africanos. Y oremos por la UMC, para que el Señor los guíe a toda fidelidad y verdad en los próximos días, y que proteja a su rebaño de los lobos vestidos de oveja.

*Director ejecutivo del Concilio de Masculinidad y Femineidad. Ph.D. en Teología Bíblica del Seminario Teológico Bautista del Sur, casa de estudios de la que también ha sido profesor.

___

Originalmente publicado en The Council on Biblical Manhood and Womanhood (CBMW), febrero 2019. Traducido por Pensamiento Pentecostal.

5 COMENTARIOS

  1. Por favor explíquenme de manera clara el siguiente párrafo:
    “nosotros los africanos no estamos asustados de nuestras hermanas y hermanos que se identifican como lesbianas, gay, bisexuales, transgénero o queer. Los amamos y deseamos lo mejor para ellos.”.

    ¿Qué significa esto?. ¿Qué están de acuerdo conque hermanos cristianos evangélicos sean lesbianas, gays, bisexuales, etc., dentro de la Iglesia? ¿Dentro de la Iglesia?

    O, ¿son los hermanos de las Iglesias norteamericanas los que quieren que las Iglesias Africanas adopten estos principios?.

    A mi, por lo menos, no me queda claro quien sostiene la aceptación de estas personas desviadas DENTRO DE LA IGLESIA.

    Pienso que por ningún motivo deben ser parte de la Iglesia las personas que practican el pecado.
    Amamos al pecador, pero cuando este llega a Cristo, debe abandonar el pecado.

    Agradeceré vuestra respuesta.

    Atentamente,

    Luis Rebolledo Salazar
    Cristiano chileno

  2. Valiente posición la de nuestros hermanos africanos, el occidentalismo le da mucho valor al dinero, son tiempos de desiciones firmes. Dios bendiga África.

  3. Hola soy metodista y me llamó la atención este artículo, ya que me parece que se quiere dejar mal al metodismo estadounidense y bien al metodismo africano y creo que eso no está bien. La United Methodist Church (Iglesia Metodista Unida, conocida antiguamente como Iglesia Metodista Episcopal), es una iglesia diversa: existen distintos puntos de vista sobre las orientaciones sexuales dentro de ella. Es una de las denominaciones más distinguidas del mundo, no sólo por su evaluación cuantitativa, sino por la obra social que presta a las persona más desvalidas, ya que administra hospitales, consultorios, hogares de ancianos y de menores, escuelas, refugios para personas en situación de calle, refugios para inmigrantes y muchos programas para la defensa de los derechos humanos, y varias escuelas y universidades… Gracias a este denominación, muchos misioneros y misioneras arriesgaron sus vidas para llegar con el evangelio a los distintos pueblos del mundo, incluyendo a Latinoamérica y nuestro Chile: gracias a su labor misionera muchas personas han conocido a Jesús como el salvador personal y social de las vidas. La Biblia dice: “Examinarlo todo; retened lo bueno” (1 de Tesalonicenses 5, 21). Creo que deberíamos ser más rápido para mirar y hablar las cosas buenas que edifican y más lentos para fijarnos en lo que no nos gusta.

    Ahora, destaco demasiado la capacidad de la Iglesia Metodista para dialogar y debatir temas divergentes dentro de ella, y aún así demostrar unidad ante el mundo como una sola Iglesia. No como en Chile, donde las Iglesias tienen la pésima fama de dividirse y subdividirse constantemente porque no tienen la misma capacidad de diálogo, respeto y amor por el hermano que piensa distinto.

    Quisiera que para la próxima se tuviera más prudencia al momento de referirse a una comunidad denominacional, en especial con nuestros hermanos y hermanas de la United Methodist Church, porque en servicio social y misionero, no creo que exista otra denominación en Chile que se le pueda igualar.

    Cordialmente,

    Luis Inostroza Jara.
    Tomé.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí