Pensando en las repercusiones que ha provocado la manifestación del Espíritu Santo en Colegio de Santa Juana, la incomprensión, el sarcasmo y malos comentarios de personas que desconocen el mundo Cristiano Evángelico Pentecostal (propias del hombre natural 1 Corintios 2:14), noticias en medios de comunicación en base a supuestos y exageraciones (los golpes contra la pared son falsos), el interés de la Subsecretaría de Educación en una investigación urgente a un evento que aunque es inusual en un colegio no produjo efectos adversos en los estudiantes.

El desarrollo de esta noticia me hace cuestionar los esfuerzos de los medios y organizaciones del Estado ante los siguientes temas: el tráfico de drogas dentro y fuera de establecimientos educacionales, los índices de violencia en colegios de sectores vulnerables o marginados, el descuido de niños de familias en riesgo social, la revisión de los protocolos en casos de acoso y abusos sexuales, lo dañino de la educación sexual hasta la pre-básica, entre otros que atentan contra nuestros niños y jóvenes, dichos males son erradicados de sus vidas por la obra gloriosa de Espíritu Santo que solo trae beneficios al que lo recibe y a la sociedad.

Reflexiono en lo cierto de las palabras de nuestro maestro: “el mundo os aborrecerá”, estamos en una sociedad que a invertido los valores, donde se minimiza aquello que es dañino llamando a lo malo bueno y a lo bueno malo.

Gracias a Dios soy miembro de la iglesia donde se inició este derramamiento del Espíritu Santo. Involucra a niñas que no fueron enseñadas para tener predisposición al mover del Espíritu Santo, llegaron solas (sin sus padres) a un culto en el que se hizo presente la bendita tercera persona de la Trinidad, en su sola voluntad le plació a Dios impartir de su Espíritu. ¿Qué diremos a esto? es la promesa por medio del profeta Joel en el capítulo  2 de su libro bíblico y confirmada en el Aposento Alto: “y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán” (Hechos 2:17-18). Ese derramamiento está vigente porque el Apóstol Pedro concluye en el versículo 39: “Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”, quienes no entienden o aseguran que las lenguas solo deben ser idiomas conocidos les invito a leer (1 Corintios 12:10; 13:1; 14:2-5 y 39; Hechos 10:44-46; 12:10).

Ahora bien, como Dios no hace nada sin que antes le revele a sus siervos los profetas, el fin de semana recién pasado entregó un mensaje en nuestra iglesia: predecía que la iglesia sería conocida en todo nuestro país y aún en el extranjero y que muchos querrían venir, y ver lo que Dios está haciendo, nadie imagino que los medios que Dios usaría serían estos, yo creí que sería en los eventos de comunión que como iglesia acostumbramos donde internamente se comunica lo que Dios está haciendo en muchos lugares. Este lunes cuando se iniciaron las publicaciones en medios regionales entendí que Dios se mueve por caminos misteriosos (Eclesiastés 11:5)

A los amigos y hermanos una vez más sus oraciones por nuestra iglesia, por los nuevos convertidos, por la Juventud y muy en especial por nuestro Pastor Jaime Ríos.

Un abrazo fraterno
Daniel Astete
Iglesia Evangélica Pentecostal en Santa Juana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí