El día 7 de enero de 2020 por la mañana, Pensamiento Pentecostal publicó una columna titulada “¿Iglesias pentecostales en diálogo evangélico con la masonería chilena?”. El propósito del texto quedó manifiesto en la pregunta central del autor: “¿Qué tan representativo es este acuerdo?”. El artículo claramente evadió todo intento de comentar teorías conspirativas. El artículo no ignoró, pero tampoco dio atención, al hecho de que en la historia chilena efectivamente ha habido ciertos actores (pastores, laicos) evangélicos que han estado vinculados de diverso modo con la masonería. El artículo se limitó única y exclusivamente a indagar el grado de representatividad que tuvo el acuerdo de una cierta minoría evangélica, con la Gran Logia de Chile.

En vista de ello, su autor indagó en las organizaciones firmantes y, entre ellas, encontró a una que tuvo aparentemente un alto grado de representatividad: la Mesa Ampliada Unión Nacional Evangélica (UNE). Si bien no hubo en la ocasión representantes de iglesias pentecostales que firmaran el acuerdo, sin embargo, aparentemente varias iglesias pentecostales de envergadura estarían representadas en la firma de quienes asistieron a nombre de UNE. Según la página de UNE, pastores de las siguientes iglesias pentecostales tienen algún cargo en la organización, lo cual se consignó en el artículo: “Iglesia Metodista Pentecostal de derecho público y de derecho privado; la Misión Pentecostal Apostólica, la Iglesia Apostólica Pentecostal, la Iglesia Evangélica Pentecostal Reformada y las Asambleas de Dios. Estas iglesias, hasta que aparezca un desmentido, estarían representadas en ese diálogo”. Es en vista de ello, su autor señaló: “¿Están realmente de acuerdo estos y otros líderes pentecostales con el diálogo evangélico que se ha iniciado con la masonería? Y de ser así, ¿Bajo qué razones? ¿Por qué no han expresado públicamente su posición referente a este tema, siendo que pertenecen a UNE-Chile y, por lo tanto, debiesen estar informados de esto? ¿Por qué no le han informado a sus iglesias pentecostales respecto de su posición sobre este asunto de tan grande envergadura, como el propio Gran Maestro masón de Chile lo ha hecho ver?”

Salta a la vista que lo que hay son, principalmente, interrogantes. De ellas, surgieron una serie de desmentidos que realizaron algunas de las entidades mencionadas en el artículo.

  1. El día 7 de enero por la tarde, la Iglesia Metodista Pentecostal de derecho privado, emitió un Comunicado Oficial firmado por su máxima autoridad, el Obispo Mario Salfate. En él, se afirma: “se nos presenta como parte de la Mesa Ampliada, UNE Chile, la cual es parte activa de éste acuerdo. En relación a este queremos aclarar que como Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, personalidad jurídica N° 2148, NO PERTENECEMOS a UNE Chile desde el 26 de septiembre del año 2017, debido a que las orientaciones de ese tiempo ya no eran compartidas por nuestras autoridades”
  2. El día 10 de enero por la tarde, emitió una Declaración Pública la Iglesia Metodista Pentecostal de derecho público, firmada por su máxima autoridad, el Obispo Bernardo Cartes, aunque aparece firmado con fecha 7 de enero. El contenido de esta declaración es prácticamente una copia exacta del de la Iglesia anterior: “se nos presenta como parte de la Mesa Ampliada, UNE Chile, la cual es parte activa de éste acuerdo. En relación a este punto queremos aclarar que como Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, personalidad jurídica de Derecho Público N° 00043, NO PERTENECEMOS a la organización UNE Chile desde el año 2017, debido a que las orientaciones de ese tiempo ya no eran compartidas por nuestras autoridades”.
  3. Aquel mismo 10 de enero por la tarde, la Mesa Ampliada emitió una Aclaración firmada por su Presidente, el Obispo de la Iglesia Evangélica Pentecostal Reformada, Emiliano Soto. En ella, se afirma que: “En este encuentro [con la Masonería] participaron algunos integrantes de la Mesa Ampliada UNE-Chile, y de otras organizaciones evangélicas, invitados a nivel personal por la Gran Logia de Chile”. Luego, se aclara que: “Por tal razón es nuestro interés clarificar, que nuestra entidad, Mesa Ampliada de Entidades Evangélicas (…) no hemos firmado ningún documento, ni hemos tomado ningún acuerdo ni decisión en conjunto, con los representantes de la Gran Logia de Chile”

Como puede verse hasta ahora, la Iglesia Metodista Pentecostal de derecho público y la de derecho privado, señalan explícitamente no pertenecer a UNE Chile desde el año 2017. Así, se desmarcan de las acciones llevadas a cabo por esta entidad. Ambas en su punto 2, señalan pertenecer a una nueva entidad, la Unión de Iglesias Pentecostales de Chile (UNIPECH), organización que representa a las dos iglesias mencionadas, junto con la Iglesia Unida Metodista Pentecostal (IUMP), la Iglesia de Dios Pentecostal (IDDP) y la Iglesia Pentecostal de Chile (IPECHI).  

El asunto se vuelve todavía más interesante cuando aparece el desmentido de la Mesa Ampliada. En efecto, ambas iglesias metodistas pentecostales señalan textualmente que la Mesa es “parte activa de este acuerdo [con la masonería]”. Al respecto, el desmentido del Obispo Emiliano Soto, representante de esa entidad, deja claro que quienes firmaron a nombre de la Mesa Ampliada UNE-Chile, no representan a la Mesa en dicha firma: el rev. Eduardo Cid (Iglesia Metodista de Chile), quien es vicepresidente de la Mesa, y la pastora Juana Albornoz, quien es de la Iglesia Misión Apostólica Universal y del Comité ejecutivo Mesa Ampliada – UNE Chile. Así, con esta aclaración, la Mesa refuta la versión de ambas IMP.

Es importante destacar que, si ambas iglesias metodistas pentecostales fechan su distanciamiento de la Mesa Ampliada en el año 2017, esto indica claramente que la información del sitio web de la Mesa Ampliada no ha sido actualizada desde ese año, pues la información de entidades miembro de la Mesa fue tomada de ahí y, en efecto, sigue siendo la misma al día de hoy 13 de enero. Por lo tanto, no tenemos certeza de si otras de las iglesias mencionadas siguen siendo parte de la Mesa Ampliada UNE-Chile, o de su opinión respecto a este acuerdo, como son por ejemplo: la Iglesia Misión Pentecostal Apostólica, aparentemente representada por la pastora Juana Albornoz ya mencionada (Iglesia que en los últimos dos años al parecer habría cambiado de nombre), la Iglesia Apostólica Pentecostal, representada por su presidente y pastor José Ulloa Torres, quien figura además como Director del Comité Ejecutivo Mesa Ampliada UNE – Chile, y las Asambleas de Dios, en la persona del pastor Luis Castro Guajardo quien figura como Director Comité Ejecutivo Mesa Ampliada UNE – Chile. De todos modos, es claro que la única firma abiertamente pentecostal con la masonería sería, como afirma el medio Cosmovisión, la de la pastora y ex capellana de La Moneda, Juana Albornoz.

Agradecemos a las tres organizaciones, IMP de derecho público, IMP de derecho privado y Mesa Ampliada UNE-Chile, por haber dado respuesta a las preguntas formuladas por el artículo publicado en Pensamiento Pentecostal. Nuestra misión como medio es seguir fortaleciendo un sano espíritu de conversación con altura de miras entre todos nuestros lectores y sectores pentecostales.

[En caso de haber nuevas aclaraciones, iremos actualizando este texto]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí