Instituto Bíblico Nacional

Hace unos días, la página oficial de Facebook del Instituto Bíblico Nacional, fundado por el reconocido misionero estadounidense Pablo Hoff, publicó una declaración con respecto a la caducación del directorio liderado por el Sr. Pablo Álvarez Navarrete. El comunicado desató diversas posiciones y conflictos internos dentro del IBN, ya que acusaba a Álvarez de autonombramiento como presidente, rector y representante legal, todo esto posterior al término de su posición y participación en el directorio a mediados del año pasado. 

La finalización de su presidencia, junto con la continuación de esta misma de manera arbitraria, levantó la molestia de los trabajadores y colaboradores del Instituto. Por esta razón, un grupo conformado por profesores, académicos, directivos, pastores, encargados de filiales y administrativos, decidieron publicar el comunicado en redes sociales para explicar su molestia y desestimar la participación de Álvarez en el directorio.

El documento declara no solo el autonombramiento del ex presidente, sino que a su vez, el cierre de cuentas bancarias del instituto, provocando así el no pago de sueldos. Por esta razón el grupo creó su propio directorio para que el IBN pudiera funcionar de manera normal, y así poder continuar con la admisión 2021. El nuevo directorio elegido por los funcionarios del Instituto levantó una sociedad jurídica aparte, interpusieron acciones legales y está conformado por Luis Teneo Uribe como presidente y representante legal, Luis Aravena como vicepresidente, Victor Ramos como secretario y Jaime Esturillo como tesorero. 

Por otro lado, en noviembre del año pasado, la Sociedad Bíblica Chilena (SBCH) envió una carta al Instituto Bíblico Nacional, a la cual Pensamiento Pentecostal tuvo acceso. En ella se da respuesta a diversos rumores que indicaban que Sociedad Bíblica estaba viviendo una situación de quiebra financiera, y que por esta razón deseaba apropiarse de los bienes raíces del IBN. Esto, ya que Pablo Álvarez fue presidente y miembro del directorio de la librería. 

La respuesta de SBCH fue que “son comentarios indignantes que no se ajustan a la realidad y a la verdad, impropios de personas que se dicen cristianas, y que desprestigia entre los Pastores, la iglesia y organizaciones evangélicas la labor desarrollada por la SBCH”. 

Por la importancia de esta institución para el mundo pentecostal, deseamos que la situación se solucione para el bien de la comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí