Guerra en Ucrania: Las iglesias pentecostales oran sin cesar y ayudan a los necesitados – Alexander Genish

FB_IMG_1645985454374-1024x768-2

La situación en las fronteras de Ucrania y la amenaza de una guerra a gran escala unen a los ucranianos en oración.

En primer lugar, durante estos cinco días, los creyentes están evacuando a la gente del este y centro de Ucrania. Hay feroces batallas por Kharkiv, Kyiv, Sebastopol, Mariupol y otras ciudades importantes del este. En muchas ciudades hay escasez de alimentos, las estanterías están vacías. Miles de refugiados necesitan ayuda.

Las congregaciones pertenecientes a la Iglesia Ucraniana de Cristianos de Fe Evangélica (UCHVE, pentecostales) en las regiones occidentales de Ucrania han adaptado todas las instalaciones disponibles, incluidas las salas de reuniones, para acomodar a las personas que huyen de la guerra.

“Si se anuncia un ataque aéreo, puedes venir al sótano de la iglesia para refugiarte. Si tienes mucha ansiedad, preocupación, miedo, hay sacerdotes con los que puedes comunicarte y orar. Le pedimos a todos los que están cerca, no te avergüences, ven, con gusto aceptaremos «, – dicen en la iglesia de Rivne.

Los pentecostales compran comestibles, pan y habilitan sótanos para servir a la gente.

«Los servicios de adoración han sido cancelados en nuestra iglesia hoy. No, no es por el covid. Y no es por un bombardeo. Solo es que toda la iglesia está hoy en un servicio en la calle. Las 24 horas», escribió un empleado de Facebook de la UCHVE en Lutsk en su página de Facebook.

Hermanos/as amasando el pan
Obispo Panochko

Las iglesias locales en áreas rurales se han organizado en grupos de voluntarios, amasan, hornean pan, traen ropa abrigada y arreglan casas para refugiados.

Mykhailo Panochko, el obispo principal de la Iglesia Pentecostal Ucraniana se dirigió a los cristianos de Ucrania con palabras de aliento: “Hay una guerra espiritual y física. Estamos llamados, sobre todo, a librar una guerra espiritual. Y para esto necesita vestir toda la armadura de Dios.

Este es un momento histórico especial para Ucrania. Nuestro país ha sido atacado por el enemigo, se ha declarado la guerra. Pero no se asuste, ¡confiemos en Dios! ¡Dios no nos dejará ni nos desamparará! ¡Dios protegerá a Ucrania!”.

Oramos por nuestro ejército, por los soldados. Pedimos al Señor que les dé valor, porque hoy están protegiendo nuestra tierra. Y todos seguimos orando juntos como cristianos.

Estamos agradecidos de ver al mundo entero clamando y rezando con nosotros, ofreciendo su ayuda.

Entradas relacionadas

¿Dar vuelta a la página sin ir al fondo del problema?

mayo 5, 2022

Escatología política en el Fin de los Tiempos

marzo 3, 2022

La administración escandalosa de las ofrendas silenciosas

enero 25, 2022

Categorías