Por Abraham Quintriqueo

En resumen al texto anterior, podemos concluir que la paleo ortodoxia es un movimiento de características “protestantes en sus énfasis” (Radcliff, 2014), que llama al evangelicalismo a la “ortodoxia arraigada en la vida y el pensamiento de la iglesia primitiva” (Tanner, y Hall, 2002), no es un llamado a dejar las denominaciones protestantes, sino a considerar a los padres en consenso como autoridades en las escrituras, y abrazar la ortodoxia cristiana que podemos encontrar en el periodo patrístico. Ya que se puede ser pentecostal, metodista, bautista o presbiteriano, y abrazar o aceptar la Paleo-Ortodoxia. 

Un ejemplo importante de esto fue el caso de Oden, de quien hablamos bastante en el texto anterior, uno de los metodistas más importantes en su denominación, o como afirma un teólogo bautista en el Baptist Press, página de noticias oficial de la Convención Bautista del Sur en EEUU, se informa que Oden con su enseñanza, basada en la paleo ortodoxia, “tuvo una gran influencia en toda una generación de teólogos bautistas del sur” (Roach, 2016). 

A su vez, también se encuentran los eruditos que contribuyeron a los ensayos en honor de Oden, que pertenecen a diferentes denominaciones no solamente protestantes, entre los cuales se encuentran Christopher Hall, Alan Padgett, J. I. Packer, Wolfhart Pannenberg, Carl Braaten, Stanley Grenz, Bradley Nassif, y Thomas Howard, quienes han abrazado o simpatizado con la Paleo-Ortodoxia. Porque para ser parte de este movimiento es necesario aprender, enseñar y promover la ortodoxia patrística, como lo han hecho los teólogos ya mencionados, en su afán y búsqueda por acercar la ortodoxia cristiana al evangelicalismo moderno.

Como la Paleo-Ortodoxia puede beneficiar a los Pentecostales

De forma general los Pentecostales se pueden beneficiar de la Paleo-Ortodoxia de dos maneras:

  1. Aprendiendo sobre los fundamentos de la Ortodoxia cristiana

La importancia para los Pentecostales en su educación de las doctrinas ortodoxas, radica en el hecho de que gran parte de ellos tienen muy poco conocimiento sobre los primeros concilios ecuménicos dónde se definieron las grandes doctrinas ortodoxas que la cristiandad en general profesa. Esto lo digo desde mi propia experiencia cercana con el Pentecostalismo.

De hecho en los primeros años de formación del Pentecostalismo, un líder Pentecostal tuvo la idea de que estaba mal bautizar de una forma trinitaria, y que lo correcto era solo nombrar a Jesús durante el bautizo. Esto ocurrió en abril de 1913 en una reunión campestre pentecostal internacional muy publicitada en Arroyo Seco, en las afueras de Los Ángeles, en un sermón bautismal del evangelista canadiense R. E. McAlister.

John G. Scheppe meditó sobre la explicación de McAlister durante toda esa noche. En las primeras horas de la mañana corría por el campamento gritando que Dios le había revelado la verdad del bautismo en el nombre del Señor Jesucristo… Después de la reunión campestre de 1913, Ewart continuó ministrando en Los Ángeles mientras estudiaba en privado la cuestión bautismal planteada por McAlister. Un año después estaba listo para actuar. Erigió una carpa en la ciudad de Belvedere en las afueras de Los Ángeles y predicó su primer sermón público sobre Hechos 2:38 el 15 de abril de 1914. Se le unió Glenn A. Cook, otro prominente evangelista, y juntos se bautizaron en un tanque bautismal instalado en la tienda. 

Si bien otros pentecostales primitivos habían sido bautizados en el nombre de Jesús, en particular para Howard Goss y Andrew Urshan, este fue el primer bautismo público que se llevó a cabo con una lógica teológicamente consistente. Como primer teólogo del New Issue, la contribución particular de Ewart fue una visión modalista de Dios y una teología del nombre de Jesús. 

La nueva doctrina se extendió rápidamente a través de giras evangelísticas y la nueva publicación de Ewart, Meat in Due Season, que tuvo circulación internacional. (Burgess, 2002). Esta doctrina se fue desarrollando en cierto grupo de Pentecostales y se esparció muy rápido por el mundo, de allí nacen los que se conocen como Pentecostales unitarios o solo Jesús, dentro de los cuales se encuentran quienes niegan la doctrina de la trinidad y la pre existencia de Cristo, enseñando doctrinas similares al arrianismo que rebajaba la divinidad de Jesucristo, herejía condenada en el concilio ecuménico de Nicea en el 325, y también al sabelianismo que enseña que Dios se revela bajo tres nombres, negando la doctrina de la Trinidad, herejía condenada por Calixto (218-222) y Dionisio (259-268). 

Es decir, los Pentecostales no trinitarios enseñan herejías que ya fueron condenadas en el período patrístico. Y si los que escucharon por primera vez estas doctrinas hubieran estado informados sobre los primeros concilios ecuménicos, en los cuales se sistematizaron las doctrinas de la santísima Trinidad y la deidad de Cristo, y les hubieran inculcado su importancia en la Ortodoxia cristiana, estas herejías anti trinitarias no se hubiera propagado como lo vemos en la actualidad. Por eso la importancia para los Pentecostales de estudiar a los padres de la iglesia y en especial a los primeros concilios ecuménicos dónde podemos encontrar el corazón de la Ortodoxia cristiana, para que así se eviten la propagación de herejías, y puedan mantener una verdadera sana doctrina en los púlpitos de sus congregaciones.

  1. Confirmando la continuidad de los dones espirituales en sus doctrinas contra el cesacionismo recalcitrante

En internet los Pentecostales pueden encontrar una gran cantidad de doctrinas diferentes a su Teología, una de ellas es el cesacionismo.

En la actualidad existen muchos libros, artículos y videos, en los cuales podemos ver cómo atacan al continuismo, que es la creencia de la continuidad de los dones espirituales para la iglesia en la actualidad. He conversado con varios ex pentecostales que se han tornado cesacionistas debido a esto mismo, incluso me he encontrado para mí sorpresa quiénes se congregan en iglesias pentecostales pero ya no creen totalmente en la Teología Pentecostal, que es una de las más continuistas en la actualidad. 

Varios de ellos, tanto quiénes se han ido o se han quedado en denominaciones Pentecostales, sostiene un discurso similar: “antes creía en la continuidad de los dones como hablar en lenguas, tener visiones espirituales, profecías y dones de sanidad… pero leí el libro clásico de MacArthur ‘Fuego Extraño’, y aprendí que la continuidad de los dones espirituales son herejías en la iglesia contemporánea, que nadie en la historia de la iglesia había practicado los dones espirituales… Sólo los apóstoles, pero cuando ellos murieron los dones espirituales se acabaron con ellos…” 

Y no miento que ya me he topado con varios que sostienen lo mismo, lo cual con un conocimiento básico de los padres queda totalmente descartado, ya que ellos creían en la continuidad de los dones espirituales y no solamente eso, también los practicaban, como veremos a continuación citados en (Lugdar, 2018).

  • DIDACHÉ, 80-100 d.C.: “Sin embargo, no todo el que habla en el Espíritu es un profeta, sino sólo el que tiene las costumbres del Señor. Por sus costumbres, pues, será reconocido el profeta falso y el profeta verdadero” [Didaché 11:6 – Todo el Capítulo 11 habla de cómo deben operar los profetas verdaderos en las iglesias para ser distinguidos de los falsos]
  • IGNACIO DE ANTIOQUÍA, 40?-117 d.C “Por esto estás hecho de carne y espíritu, para que puedas desempeñar bien las cosas que aparecen ante tus ojos; y en cuanto a las cosas invisibles, ruega que te sean reveladas, para que no carezcas de nada, sino que puedas abundar en todo don espiritual.” [Carta a Policarpo 2.2]
  • PASTOR DE HERMAS 140 d.C. “así pondrás a prueba al profeta y al falso profeta, Por medio de su vida pon a prueba al hombre que tiene el Espíritu divino. En primer lugar, el que tiene el Espíritu divino, que es de arriba, es manso y tranquilo y humilde, y se abstiene de toda maldad y vano deseo de este mundo presente, y se considera inferior a todos los hombres, y no da respuesta a ningún hombre cuando inquiere de él, ni habla en secreto porque tampoco habla el Espíritu Santo cuando un hombre quiere que lo haga, sino que este hombre habla cuando Dios quiere que lo haga. Así pues, cuando el hombre que tiene el Espíritu divino acude a una asamblea de hombres justos, que tienen fe en el Espíritu divino, y se hace intercesión a Dios en favor de la congregación de estos hombres, entonces el ángel del espíritu profético que está con el hombre llena al hombre, y éste, siendo lleno del Espíritu Santo, habla a la multitud, según quiere el Señor. De esta manera, pues, el Espíritu de la deidad será manifestado. Ésta, por tanto, es la grandeza del poder que corresponde al Espíritu de la divinidad que es del Señor”. [Pastor de Hermas. Mandamientos 11]
  • IRENEO, OBISPO DE LYON (130-202 d.C.) “También nosotros hemos oído a muchos hermanos en la Iglesia, que tienen el don de la profecía, y que hablan en todas las lenguas por el Espíritu, haciendo público lo que está escondido en los hombres y manifestando los misterios de Dios, a quienes el Apóstol llama espirituales: éstos son espirituales, porque participan del Espíritu” [Ireneo de Lyon: Adversas Haereses – Libro V 6.1]
  • “Por eso sus discípulos verdaderos en su nombre hacen tantas obras en favor de los seres humanos, según la gracia que de él han recibido. Unos real y verdaderamente expulsan a los demonios, de modo que los mismos librados de los malos espíritus aceptan la fe y entran en la Iglesia; otros conocen lo que ha de pasar, y reciben visiones y palabras proféticas; otros curan las enfermedades por la imposición de las manos y devuelven la salud; y, como arriba hemos dicho, algunos muertos han resucitado y vivido entre nosotros por varios años.” [Ireneo de Lyon – Adversas Haereses –Libro II 32.3,4,5]
  • “… porque saben que los seres humanos no reciben de Marco (maestro gnóstico) el don de la profecía, sino que Dios concede esta gracia desde lo alto a quienes él quiere; y quienes reciben de Dios este don, hablan donde y cuando Dios quiere, no cuando Marcos ordena. Aquel que manda es más grande y soberano que quien le está subordinado; pues lo primero es propio de quien tiene el gobierno, y lo segundo del que le está sujeto.” [Ireneo de Lyon – Contra los Herejes – Libro I. 13,3 – 13,4)]
  • JUSTINO MÁRTIR, 114-165 d.C “Entre nosotros, aun hasta el presente, se dan los carismas proféticos. Por donde hasta vosotros tenéis que daros cuenta de que los que en otros tiempos se daban en vuestro pueblo han pasado a nosotros” [Justino Mártir, diálogo con Trifón 82].
  • “Ahora, es posible ver entre nosotros mujeres y hombres que poseen dones del Espíritu de Dios” [Justino Mártir diálogo con Trifón, 88.1].
  • CIPRIANO, OBISPO DE CÁRTAGO, 200-258 d.C. “Pero, como vemos que se acerca el día de una nueva persecución y que se nos advierte con continuas señales que estemos armados y preparados para la lucha que nos prepara el enemigo […] Pues hay que obedecer, en efecto, las señales y las advertencias […] nos ha parecido bien -por inspiración del Espíritu Santo y después de habernos advertido el Señor en varias y claras visiones, que se nos anuncia y se nos manifiesta que el enemigo está inminente […] que se acerca el día de la lucha, que muy pronto se alzará contra nosotros el enemigo violento, que viene una batalla, no como la pasada sino mucho más grave y violenta, que así nos lo ha dado a conocer Dios diversas veces y que hemos recibido sobre eso frecuentes advertencias de la providencia y misericordia del Señor”. [Cipriano, Carta 57 a Cornelio – En esta carta Cipriano y 40 obispos más anuncian que Dios les ha revelado por visiones que se avecinaba una persecución mas violenta que la anterior, la cual efectivamente sucedió]
  • AGUSTÍN DE HIPONA “De dónde nacen las visiones: “Procede del espíritu cuando, estando completamente sano y fuerte el cuerpo, los hombres son arrebatados en éxtasis, ya sea que al mismo tiempo vean los cuerpos por medio de los sentidos corporales y por el espíritu ciertas semejanzas de los cuerpos que no se distinguen de los cuerpos, o ya pierdan por completo el sentido corporal y, sin percibir por él absolutamente nada, se encuentren transportados por aquella visión espiritual en el mundo de las semejanzas de los cuerpos. Mas cuando el espíritu maligno arrebata al espíritu del hombre en estas visiones, engendra demoníacos o posesos, o falsos profetas. Si, por el contrario, obra en esto el ángel bueno, los fieles hablan ocultos misterios, y si además les comunica inteligencia, hace de ellos verdaderos profetas; o si, por algún tiempo, les manifiesta lo que conviene que ellos digan, los hace expositores y videntes.” [Agustín de Hipona, Del Génesis a la letra. Libro XII. 19.41]
  • “Debemos creer que tal fue aquel famoso monje Juan, a quien el emperador Teodosio el Grande consultó sobre el éxito de la guerra civil, porque tenía realmente el don de profecía. Ni puedo poner en duda de que a cada uno pueda distribuirse la totalidad de los dones, como tampoco que uno solo pueda tener muchos.” [Agustín, La Devastación de Roma. VI. 7. BAC]
  • Sobre Ambrosio de Milán: “Tuvo lugar en Milán, estando yo allí, el milagro de la curación de un ciego, que pudo llegar al conocimiento de muchos por ser la ciudad tan grande, corte del emperador, y por haber tenido como testigo un inmenso gentío que se agolpaba ante los cuerpos de los mártires Gervasio y Protasio. Estaban ocultos estos cuerpos y casi ignorados; fueron descubiertos al serle revelado en sueños al obispo Ambrosio. Allí vio la luz aquel ciego, disipadas las anteriores tinieblas” [Agustín de Hipona LA CIUDAD DE DIOS LIBRO XXII –CONTRA PAGANOS CAPÍTULO VIII]

Como ya hemos visto los padres de la iglesia creían y practicaban los dones espirituales, por lo cual no debe ser una preocupación o motivo de cambio de doctrina para los Pentecostales el cesacionismo, y motivados por el periodo patrístico rico en dones espirituales deben mas aún preservar su herencia carismática en sus doctrinas y enseñanzas, ya que como dice Thomas “Sigue siendo una bendición mixta que las modernas voces carismáticas y Pentecostales hayan enfatizado tanto los aspectos especiales de la obra del Espíritu, cuando otras voces protestantes han tendido a retroceder completamente de toda enseñanza relacionada con el Espíritu” (Oden, 2009).

Libros para aprender sobre la paleo- ortodoxia

Los clásicos mayormente están en inglés, tienen a Tanner, K. y Hall, C. A.

(2002). Ancient & Postmodern Christianity: Paleo-Orthodoxy in the 21st

Century: Essays in Honor of Thomas C. Oden. IVP Academic; Oden, T. C.

(2009). Classic Christianity: A Systematic Theology. HarperCollins Publishers

Inc; Oden, T. C. (2015). Rebirth of Orthodoxy: Signs of New Life in Christianity.

ICCS Press; Webber, R. E. (2003). Ancient-Future Evangelism: Making Your

Church a Faith-Forming Community. Baker Books; y Hall, C. A. Learning

Theology with the Church Fathers Hall, IVP. Entre otros muchos, pero a

continuación también dejaré un listado de libros en español en dónde podrán aprender sobre la paleo-Ortodoxia

En primer lugar recomiendo la colección de la Biblioteca de Patrística, tienen libros de casi todos los padres de la iglesia, esa colección es una maravilla, aquí les dejo el enlace dónde conseguirlos: https://www.ciudadnueva.com/colecciones/1/patristica-biblia-

comentada/biblioteca-de-patristica

Para una comprensión Paleo-Ortodoxa de las escrituras recomiendo la

colección de comentarios bíblicos titulado La Biblia Comentada por los Padres de la Iglesia, Editor general Thomas Oden de la Editorial Ciudad Nueva, dónde podran encontrar comentarios de toda la escritura por los padres de la iglesia.

Para una lectura desde una perspectiva evangélica protestante de los padres recomiendo las colecciones de Alfonso Ropero sobre ellos tituladas, lo mejor de los padres de la iglesia, obras escogidas de los padres de la iglesia, que podrán encontrar en la editorial Clie o en Amazon.

También Justo L. González y el Alfonso Ropero próximamente lanzarán en Clie la Biblia de estudio padres de la iglesia, con solo mencionar a González y Ropero se espera un excelente texto, para más información:

https://www.clie.es/noticias/Proxima-edicion-Biblia-de-estudio-Padres-de-la-Iglesia/

Para aprender sobre la posición patrística al respecto la trinidad, Pons, G.

(1999). La Trinidad en los Padres de la Iglesia (Textos Patrísticos). Editorial

Ciudad Nueva.

Sobre los primeros concilios ecuménicos, Alberigo, G. (1993). Historia De Los Concilios Ecumenicos. Sigueme Ediciones.

En referencia a la continuidad de los Dones en el período patrístico,

Deiros, P. A. (1998). La acción del Espíritu Santo en la historia. Editorial Caribe.

Y en relación al Pentecostalismo, el siguiente libro de Castelo habla sobre el misticismo tan propio de los padres de la iglesia, así como en el capítulo 5 escribe sobre la espiritualidad de Gregorio de Nisa, aproximando todo esto a los Pentecostales, Castelo, D. (2018). Pentecostalismo: Una Tradicion Cristiana Mistica (Spanish Edition). Publicaciones Kerigma.

Y para leer en línea recomiendo https://mercaba.org/TESORO/0cartel-

patres.htm donde podrán encontrar gran cantidad de literatura patrística de forma online y gratuita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí