Fuego del Espíritu y ortodoxia calvinista – Por Israel Guerrero

Por Israel Guerrero* ¿Es verdad que las doctrinas reformadas apuntan solamente a un gran conocimiento intelectual de la verdad bíblica? No mi estimado lector, el Señor no sólo viene a iluminar nuestra mente, sino a transformar...

Jonathan Edwards, el teólogo del avivamiento – Por Néstor Rubilar

  Por Néstor Rubilar* Se ha dicho de Jonathan Edwards que fue la mente más brillante del nacimiento de Norteamérica, y el último de los puritanos. Aunque el calificativo es correcto, no hace...

Más allá de Augsburgo: sola fe y evangelio completo – Por Veli-Matti Kärkkäinen

Por Veli-Matti Kärkkäinen* Para los luteranos, ¿está restringida toda la actividad del Espíritu Santo entre el pueblo de Dios a la Palabra y los sacramentos? ¿Significan la sola fe y la sola...

Pentecostalismo, política y lo profético: renovando la esfera pública II – Por Amos Yong

Por Amos Yong* En mi post previo sobre “el pentecostalismo y lo político” sugerí que el crecimiento previsto para el cristianismo global pentecostal-carismático durante el siglo XXI tiene el potencial de impactar,...

Pentecostalismo y ortodoxia oriental – Por Edmund J. Rybarczyk

Por Edmund J. Rybarczyk* Hostilidad mutua Pentecostalismo y Ortodoxia Oriental son dramáticamente diferentes en muchos aspectos (cultura, eclesiología, estilos de adoración y estrategias misionológicas, por nombrar unos pocos) y típicamente saben poco el uno...

Frutos y raíces wesleyanas del pentecostalismo – Por Tony Richie

Por Tony Richie* El pentecostalismo contemporáneo es, en muchos sentidos, un vástago de la espiritualidad y teología wesleyana-arminiana, a través del Movimiento de Santidad americano. El énfasis de John Wesley en la...

Oración, pentecostalismo y política: ¿renovando la esfera pública? – Por Amos Yong

Un cristianismo tan global renovado verá que su oración y espiritualidad se entrelaza cada vez más y más con la vida en la esfera pública. En estos casos, la devoción pentecostal y carismática también se entenderá por tener consecuencias, implicaciones y aplicaciones públicas, es decir, en el ámbito social, económico, civil, e incluso político y viceversa.