Trinidad – Por José Silva Araya

Captura de pantalla 2024-05-20 224405

Nota introductoria

Una doctrina fundamental del cristianismo es la doctrina de la trinidad. El pentecostalismo chileno conservó esta doctrina desde sus inicios por su herencia metodista, la cual quedó fijada en su rica himnología, en sus artículos de fe y en el Credo de los apóstoles. Aun así, esta doctrina a veces es cuestionada y cuando llega esa situación, las autoridades de las iglesias cristianas la defienden. Un ejemplo de esto ocurrió en el pentecostalismo chileno hace casi 50 años cuando en 1975 el pastor presbítero y posteriormente superintendente (1984-1990) de la Iglesia Evangélica Pentecostal, José Silva Araya, escribió una editorial en la revista oficial de la iglesia para reafirmar la importancia de esta doctrina para el movimiento frente a posturas erróneas.

En PP se han recuperado textos históricos que son patrimonio del movimiento pentecostal chileno escritos por distintos pastores de la tradición. Por la relevancia de este tema doctrinal, en esta ocasión se ha querido recuperar la editorial «Trinidad», aparecida en la revista Fuego de Pentecostés N° 552 de agosto de 1975, pags. 3-4. A la sazón, su autor, el mencionado pastor Silva, era director de la revista. Se han hecho ajustes menores en puntuación para distinguir las citas bíblicas.

PP

___

Trinidad

Tiempos peligrosos, tiempos de apostasía y de renegación son los que está viviendo la Iglesia. Porque el Príncipe de las Tinieblas sabe que su tiempo se le viene acercando y está lanzando falsas doctrinas, una tras otra, para engañar si le fuere posible a los escogidos.

Hoy tiene un nuevo y falso argumento por lo cual debemos estar alerta. ¿Cuál es? La negación de la trinidad. ¿Cuál es su base? Que la palabra Trinidad no está en las Escrituras, que si bien no está en forma explícita, literalmente hablando, lo está en forma implícita; a saber, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¿Qué significa Trinidad? Distinción de tres personajes divinos: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¿Qué nos dicen las Escrituras al respecto?

“Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia”. Mateo 3:16-17.

Aquí vemos con toda claridad las tres personas: el Hijo, la paloma que es la personificación del Espíritu Santo y el Padre que hace sentir su voz desde el cielo.

Mateo 28:18-19 nos dice: “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo”.

I de Juan 5:7 nos dice: “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo; el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno”.

Estas tres citas nos disipan toda duda, porque en ellas encontramos bien definidas a estas tres personas que forman la Santísima Trinidad.

El Anticristo. Lo antes dicho es obra del Anticristo, quien en estos últimos tiempos multiplicará sus argumentos heréticos, porque esto de negar la Trinidad, no es otra cosa que una herejía más de las muchas que Satanás está usando para atrapar a los incautos y destruir la fe de los débiles.

Por esto su Palabra nos dice: “Que nos os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca”. II Tes. 2:2.

“Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el Anticristo viene, así, ahora han seguido muchos Anticristos, por esto conocemos que es el último tiempo. Salieron de nosotros; pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros. Pero salieron para que se manifestasen que no todos son de nosotros. Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas. No os he escrito como si ignoraseis la verdad, sino porque la conocéis, y porque ninguna mentira procede de la verdad. ¿Quién es mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Esto es Anticristo, el que niega al Padre y al Hijo”. I Juan 2:18-22.

Por esto el Maestro nos invita a orad y velad en todo tiempo para que no caigamos y a la vez seamos librados de los múltiples peligros que nos están asechando en nuestro caminar hacia el Reino de Dios.

J. S. A.

Entradas relacionadas

La herencia presbiteriana del pentecostalismo penquista y porqué se debe recuperar – Por Eric Martínez Bustos

mayo 18, 2024

Nace la Alianza Pentecostal Reformada de Chile

mayo 2, 2024

Pentecostalismo a la chilena, de Juan Sepúlveda – Por Luis Aránguiz

febrero 29, 2024

Categorías